Buscador de Articulos

viernes, 17 de junio de 2022

Fórmula de la nueva empresa

 El conocimiento, la tecnología y la habilidad empresarial, son factores generadores de riqueza en las compañías del siglo XXI, resalta Aníbal Iván Basurto



El Instituto Empresa Inteligente (ISEI) surge a inicios del siglo XXI, como parte de Empresa Inteligente Asociación (EIA), con una visión muy clara y convincente para las compañías: lograr su crecimiento mediante los nuevos factores generadores de riqueza. “Necesitas adelantarte a las necesidades del cliente, convertir la innovación en productos y servicios de alto valor y optimizar los costos por la vía digital.

En EIA ayudamos a las empresas a transformarse en organizaciones más competitivas y dinámicas, que respondan a los retos de la nueva economía, con clientes más exigentes y competencia que demanda más innovación, que obligan a trabajar con equipos más empoderados y dinámicos”, explica Aníbal Iván Basurto Valenzuela, director adjunto de Empresa Inteligente Asociación. 

La compañía surge anticipadamente con un sistema de trabajo sencillo e innovador, apoyado con mucha tecnología, como respuesta a las exigencias de la nueva economía que se veía venir y demandaría cambios de raíz en las estructuras organizacionales. Su fundador, Aníbal Basurto, planteó un nuevo sistema de organización, alejado de la empresa piramidal que estaba enfocada al jefe, en una economía estable, donde la empresa ponía la pauta, no el cliente. 

Nuevo modelo operativo

El director adjunto de Empresa Inteligente Asociación refiere que tienen la finalidad de hacer que las compañías transiten de una economía cimentada en la era industrial a una cuya base sea el conocimiento. Todo lo anterior mediante la introducción a la empresa de una nueva cultura organizacional.

“Se plantea una nueva manera de organizarse, que es centrarse al cliente desde las estructuras y enfocarse realmente a la persona que es el principal activo de la organización”

Iván Basurto Valenzuela
Director adjunto de  Empresa Inteligente Asociación

Maestría empresarial

Para dirigir una empresa no solamente es necesaria una estructura, se requieren de buenos liderazgos, “Nosotros, como parte de nuestro compromiso de transformar organizaciones, trabajamos con los directivos de las empresas, para que entiendan el cambio de paradigma. Contamos con un programa para ayudar a los líderes a lograr una transformación completa, que vaya enfocada a la persona”, comenta.

Universidades en  las empresas

En la misma línea de la transformación, un aspecto fundamental para llegar hacia empresas del conocimiento, ha sido el trabajar con los colaboradores generalmente abandonados y la gestión del talento de la base operativa mediante el esquema de Universidad Empresarial, la cual a través de su modelo único en las más de 31 Universidades Empresariales creadas,  brinda capacitación a los trabajadores siendo los propios lideres sus maestros, aportando innovaciones a la empresa. 

Con este esquema de capacitación, Empresa Inteligente Asociación tiene como objetivo que las compañías puedan estar generando negocios internamente, además de desarrollar a los colaboradores para darles oportunidades de crecer.

miércoles, 15 de junio de 2022

La verdadera inversión en capacitación




Por: Lic. Noemi Montoya E.

Consultor maestro del Bufete Empresa Inteligente


Ya desde el siglo XVIII afirmaba Benjamin Franklin que “invertir en conocimiento produce siempre los mejores beneficios”. 

Tanto gobierno como empresas no han invertido lo suficiente en este rubro, los tiempos que hoy vivimos, exige apresurar este paso; desarrollar habilidades y competencias que se requieren para afrontar los enormes desafíos y oportunidades impulsados por el cambio tecnológico. Como lo señaló recientemente el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, en un artículo publicado en Foreign Affairs, el mundo enfrenta hoy un “déficit de capital humano”. En numerosos países, la fuerza de trabajo no está preparada para el futuro que evoluciona aceleramente, con ello cada vez mas perdiendo competitividad de mercado.  


Nuestra propuesta es diseñar tu propia Universidad Empresarial, cuyo contenido temático sea basado en los procesos de la organización, donde sea implementado por el área de Cultura Organizacional con muy baja inversión, ya que tendrá que ser ubícuo, los profesores deberán ser los líderes de la organización, donde se beneficie a todos los colaboradores de manera contínuo. El dotar de mayores habilidades, capacidades necesarias a nuestros colaboradores, se beneficiará el propio colaborador y  la organización, dado que con el nuevo conocimiento  estarán en posibilidad de desarrollar mejoras a los procesos vía innovaciones para enfrentar las amenazas del entorno. 


miércoles, 1 de junio de 2022

LA DESINFORMACIÓN DIRECTIVA


Por: Ing. Adolfo Carjaval Galindo

Consultor del Bufete Empresa Inteligente


¿Qué es la desinformación directiva?

Es una información falsa que se difunde con la intención de engañar al directivo. Quién comparte la "noticia" sabe que es falsa y desea engañar a su interlocutor. 

A diferencia de la malinformación, no se trata de un intento de buena fe de arrojar luz sobre un asunto, sino un intento de mala fe de generar división y alentar el temor.

Cuando el fuego arrasó la catedral de Notre-Dame de París en 2019, una campaña de desinformación iniciada por activistas de extrema derecha en España, Francia, Alemania e Italia atribuyó el incendio a extremistas islámicos, en un intento de alentar el odio antimusulmán en Europa.

La clave de la desinformación es precisamente esa intencionalidad, con objetivo de manipular a quién la recibe y es también lo que la convierte en muy peligrosa. 


¿Por qué la desinformación es peligrosa?

Es peligrosa, pero es mucho más destructiva; puede obstruir la capacidad de la gente de debatir temas y tomar decisiones que son contrarias a lo que realmente quieren o les conviene. 

Cuando la desinformación no sea aceptada por quiénes la consumen, el efecto de esta exposición siembra la desconfianza en las organizaciones. Cuando a la gente se le presentan mensajes contradictorios -que son extremos y no coinciden en lo más mínimo- pierden la confianza en todas las fuentes de información.

La desinformación funciona mejor cuando está dirigida a quiénes consumen sus noticias de un número reducido de fuentes. Esto suele significar que la persona ha elegido esas fuentes y, por ende, está predispuesta a confiar en ellas. 

¿Cómo se detecta la desinformación?


Identificar la desinformación puede ser difícil. Es fundamental desarrollar una mirada crítica sobre la información que consumimos y contrastarla con otras fuentes. 

Para tal fin, el Directivo debe hacerse las siguientes preguntas:


¿Quién lo firma? ¿Es una fuente fiable?


Es importante fijarse en quiénes firman la información. ¿Tienen credibilidad ante otras fuentes de noticias para las que no trabajan? ¿Sus noticias han sido precisas en el pasado?

 

¿Qué dicen otras fuentes sobre el mismo tema?


Han compartido otras fuentes la misma información? 

 

¿Cuándo se publicó?


Es preciso tener en cuenta la fecha de publicación. A veces, se reutilizan noticias antiguas y se manipulan para que parezcan un acontecimiento actual.

 

¿Dónde la has encontrado? ¿Es una plataforma fiable?


Además de quién firma la noticia, es importante fijarse en las plataformas que la difunden. 

Diferenciar entre desinformación e información errónea puede ser difícil, y a menudo requiere un poco de esfuerzo adicional por parte del Directivo. Pero, para poder identificar y mitigar los efectos tanto de la mala información como de la desinformación es preciso un esfuerzo de la organización en su conjunto, no únicamente de las personas a título individual. 

El verdadero problema, es que resulta increíblemente peligroso designar a una sola persona o entidad como árbitro de la verdad.

Mitigar la desinformación es una responsabilidad compartida.

Por lo tanto, debemos reflexionar críticamente sobre la información que consumimos, mirarla de forma crítica y abrir nuestra mente a puntos de vista opuestos. 


“La desinformación se combate con información”.

Solo con una buena información podremos tomar decisiones fundamentadas sobre en qué confiar y en qué no


miércoles, 18 de mayo de 2022

Se unen líderes de opinión de sectores críticos para el PIB en Sonora, en una red de mentores que busca mejorar la calidad de vida de los Mexicanos


Según el más reciente estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), las actividades relacionadas con industria manufacturera, comercio y servicios financieros representaron el 58% del PIB de nuestro País.

En la busca de generar mayor desarrollo económico a través de empresas más competitivas, se reunieron más de 30 destacados profesionales del desarrollo humano y organizacional, quienes buscan hacer sinergia para fortalecer en amplitud y profundidad las competencias que demandan los líderes y colaboradores de las empresas que buscan la competitividad en el siglo XXI.

Los integrantes de la Red de Mentores, convergen en una plataforma donde las empresas mexicanas podrán acceder a buscar soluciones a sus necesidades y, al mismo tiempo, podrán estructurar sus propios programas formativos, gracias a las tecnologías que ha desarrollado esta organización. 

El planteamiento que hace la red de mentores a la comunidad empresarial, incluye: conferencias, diplomados, talleres, cursos, certificaciones, mentorias y coaching, dada la extensa variedad en las especialidades con que cuentan los integrantes de la red de mentores. 

La Red de Mentores nace sobre las nuevas tecnologías de la comunicación y revoluciona la forma de transmitir el conocimiento hasta los últimos rincones de las empresas que demandan la formación de su gente.

En esta primera etapa, la red de mentores está trabajando a nivel nacional; el próximo año, espera extender su área de influencia a América Latina y empresas hispanas de EUA.

Aníbal Basurto Amparano, invitado y asesor decano de la Red de Mentores, destacó la importancia de fortalecer la competitividad de la región, a través de acercamientos y espacios que detonen la innovación y se traduzca en desarrollo empresarial.