El nuevo rol del directivo


Resulta evidente, e incluso hasta cansado para algunos hablar de cómo todo ha cambiado, sin embargo, lo preocupante es cómo todavía encontramos organizaciones públicas y privadas, de todos tamaños continúan operando con viejos esquemas de estructura, donde los sistemas de control y operación simplemente no responden a las necesidades actuales.

En esta ocasión hablaremos sobre lo que debe hacer un directivos de cualquier empresa, sin importar su tamaño.

Desde la persona “encargada” de una tienda de abarrotes, o una boutique de ropa, hasta una empresa de gran tamaño debe buscar que sus directivos les den presente y futuro, es decir, que ayuden a asegurar la continuidad y crecimiento de la misma; cosa que continuamente se ignora por la operatividad del día a día.

Primeramente hablaremos de lo que es “presente”. Presente son las ventas, es tener la utilidad de operación necesaria para continuar ofreciendo los productos y servicios; lo cual es necesario, pero no suficiente, ya que con el presente podemos seguir, mientras el mercado lo permita,  pero la empresa no crecerá.

Entonces,  ¿qué es hablar de futuro?

A continuación describiremos las actividades que debe hacer un directivo que además del presente, trabaja futuro:

En finanzas:
Hablar de que un directivo nos da futuro, significa que trabaja el margen de contribución, ya sea siendo más eficiente, sin descuidar los aspectos que se abordarán a continuación, pero además genera la (rentabilidad utilidad/inversión) necesaria para crecer, esto es, para nuevas inversiones en sucursales, líneas de negocio, etc.

Podemos decir, que además de las ventas se ocupa de la rentabilidad, liquidez y crecimiento del capital.

Mercado:
Se ocupa de conocer el mercado, crear estrategias para crecer la participación del mercado de la empresa, sin importar que ésta sea pequeña, por que en dado caso, se ocuparía de la localidad en la que se encuentra.
Otro punto importante que atiende el director de negocios, es hacer algo con la información que tiene, un ejemplo podría ser, si está en el negocio de la moda hacerse de los inventarios que el mercado al que va dirigido le está solicitando; si es una pequeña tienda de abarrotes, podría preguntarse el microempresario ¿los productos que vendo, son los que requieren los clientes de las colonias que atiendo? ¿los precios que ofrezco son competitivos respecto al resto de las tiendas? De los oxxos?
Finalmente, podemos decir que atendemos el mercado, cuando hacemos evaluaciones que realmente arrojen información del proceso, y en base a ello se generan mejoras o se toman las acciones correspondientes.

Procesos:
Una de las principales actividades que debe tener el directivo, reitero, sin importar el tamaño de la empresa, es analizar los procesos, lograr que éstos sean lo más simple posibles, pero que tenga el control de ellos, sin caer en reportes, acciones de supervisión, etc; innecesarias, que consumen el tiempo de su personal, pero que a final de cuentas no son de utilidad.
El análisis que planteo, debe culminar en una actividad crítica, que si un directivo no hace, no tiene derecho a llamarse tal, que es la mejora de los procesos, buscando que éstos sean cada vez más efectivos, eficaces y eficientes.

Personal:
Un directivo que genera futuro, en la parte de personal se ocupa de formar a su gente, en los valores, actitudes, conocimientos y habilidades necesarios para realizar sus actividades, pero que además los formen, para que la empresa pueda crecer.
En este punto me gustaría destacar que gran cantidad de empresas no crecen, no porque no haya el capital de trabajo suficiente, sino porque simplemente no tienen con quién, y por tanto las posibilidades de fracaso son muchas.
Los dos extremos en que puede caer en este punto un líder es hacer las cosas por ellos o en extrema supervisión, donde el peso de la sucursal o la empresa completa termina sobre sus hombros.

Liderazgo:
El líder se debe ocupar de su nivel de liderazgo, de crecer, dicho está de más, que un negocio/sucursal no va a crecer más su directivo, esto es imposible.
Lo anterior no es costoso, hay un sinfín de mecanismos donde con el uso de la inteligencia y tecnología el directivo puede desarrollarse de forma continua.
También es crítico, asegurar un clima sano, donde intervienen factores no solo económicos, sino otro tipo de motivadores como es el desarrollo, posibilidades de crecimiento en todos los sentidos, infraestructura, etc.

Finalmente, la Tecnología:
En la actualidad, el trabajo repetitivo, monótono, deben hacerlo las máquinas, los sistemas, que dicho sea de paso, lo hacen mucho mejor que el ser humano.
Nosotros no estamos en contra del control, al contrario, mediante la tecnología en un celular, ipad, computadora, podemos tener el control total de una empresa; lo que si es importante, es establecer controles útiles, que realmente ayuden a que la empresa crezca, no que controlen los tiempos y movimientos del personal.

Como podemos apreciar, el nuevo rol del directivo va a ser un generador de riqueza, que multiplica, no que genera pobreza a su alrededor.
No demos olvidar que todo parte de un cambio de ENFOQUE, de dejar ir ideas, de abrir la mente, porque de seguir de la misma manera, poco a poco, la empresa, sucursal, etc., que tengamos a nuestro cargo se irá secando, simplemente porque el mundo se movió y excede por mucho, si queremos o no entenderlo, si estamos o no de acuerdo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La organización enfocada al cliente

LAS ESTRUCTURAS ORGANIZACIONALES