Despedida del curso



Este viernes finalizará el módulo titulado "los negocios en las redes sociales" que forma parte de la MDOC, cuya responsabilidad de impartición ha recaído sobre mi persona. Quisiera trasladarles en el día de hoy mi visión sobre el mundo de las redes sociales y la proyección que yo les intuyo de cara al futuro, dejando así además un documento que sirva de recapitulación de algunos conceptos que estuvimos viendo durante las sesiones formativas. Sin más, procedo con la disertación:

Lo primero que debemos de entender es que estamos ante el modo de comunicación del futuro pero que debe ser integrado en el presente. La innovación siempre trae de la mano dos cosas: la incertidumbre y la oportunidad. La incertidumbre es consustancial con todo nuevo "invento": nunca sabremos si resultará un éxito o un fracaso. Sólo el tiempo lo dirá. Eso hace que muchas personas y/o empresas sean reacias a probar las cosas antes que los demás, porque no quieren o no se atreven a jugar en el "terreno de lo desconocido". Prefieren demorarse un poco más pero ganar en seguridad de éxito.


El problema está en que cuanto más demoramos la introducción de una innovación, menos probabilidades tendremos que de se convierta en una herramienta de diferenciación frente a los rivales. Podemos esperar más tiempo, seguramente, pero debemos saber que a mayor cantidad de empresas usándola, menos poder competitivo podremos esperar de ella. Y con ese dilema nos enfrentamos a las redes sociales: ¿qué debemos hacer? ¿Entrar? ¿Esperar?

Dado que se trata de un canal de comunicación cuya integración en las estrategias corporativas no supone un gran coste para la empresa, mi sugerencia es que comiencen desde ya mismo a entenderlo y ver su potencial para interaccionar con los clientes. En algunos mercados y sectores muy concretos todavía no se apreciará una traducción clara a resultados, pero no será por culpa de la herramienta. Será porque el público objetivo todavía no está "detrás", es decir, todavía se requiere que el consumidor "madure y evolucione" hasta ser capaz a usarlo con soltura. Pero lo harán, no lo duden. Más tarde o más temprano.

Volviendo al tema de los alumnos del ISEI, quisiera desde aquí felicitar a todas estas personas que ya comienzan a andar este camino y que muestran inquietudes por comprender el porvenir. Esa es la buena actitud en los negocios: anticiparse al futuro y cobrar ventaja sobre los rivales. Es muy probable que muchas de las personas asistentes a la formación todavía no puedan extraer gran potencial a las redes sociales, especialmente aquellas que trabajen en sectores más convencionales. Pero eso no debe ser excusa para no asistir a cursos de capacitación que ayuden a entender de qué estamos hablando y contribuyan a cortar la "maleza" que puebla un bosque tan denso, todo ello para ir dejando entrar algo de luz. Eso es tiempo ganado, y ya sabemos que el tiempo "es oro".

Me despido de ustedes dejando abiertos todos cuantos canales de comunicación sea posible, animándoles a que los usen para plantearme cualquier cuestión que sea de su interés. Les confieso que disfruto mucho impartiendo formación a personas de su país y siempre saco lecturas positivas de los puntos de vista diferentes que obtengo en estos intercambios culturales. Confíando poder encontrarme con ustedes en cualquier otro momento, sepan que aquí tienen un amigo para lo que precisen.

Afectuosamente


rcrusat@hotmail.com
@silosenovendo

Comentarios

Entradas populares de este blog

La organización enfocada al cliente

LAS ESTRUCTURAS ORGANIZACIONALES