La innovación se encuentra en boca de todos, mente de algunos, pero en manos de muy pocos.



Como menciona en algunas de sus publicaciones el maestro y consultor Anibal Basurto, innovar es la acción de aplicar creaciones o modificaciones en un proceso específico, para mejorar sus resultados. Entonces surge la siguiente pregunta: ¿Quién puede crear e innovar? La respuesta es que todas las personas, por el solo hecho de serlo. La creatividad forma parte del ciclo de la innovación, sin embargo, no podemos considerarlas como sinónimos: son complemento. La creatividad es la acción de generar nuevas ideas, mientras la innovación es la materialización de dichas ideas, en mejores servicios o productos para el usuario final de éstos.

El escritor argentino Andrés Oppenheimer, en su libro “¡Crear o morir!”, propone cinco claves para la innovación, que se presentan a continuación:
1.   Crear una cultura de la innovación
2.   Fomentar la educación para la innovación
3.   Derogar las leyes que matan la innovación
4.   Estimular la inversión en innovación
5.   Globalizar la innovación 

Estos factores en mayor o menor medida influyen en las empresas; si se omiten porque se desconocen o simplemente no se fomentan, la organización mantendrá su “status quo”, que como sabemos, en la vida tan dinámica de hoy día no es nada recomendable.
Por otro lado, si esas claves se implementan, podemos hablar de resultados sorprendentes. Esto no ocurre solo  en el Silicon Valley o las empresas japonesas y suizas; sucede también aquí en Sonora.
             Fotografía 1: Participantes del concurso de innovaciones, acompañados por el Lic. Anibal Basurto (Rector ISEI), Roberto Mazón (Consejo de Administración) y Luis Miguel Serrano (Director General). 

Un claro ejemplo lo encontramos en Negocio Agrícola San Enrique (NASE), cuyos resultados al fomentar la cultura de innovación los han llevado a realizar el “Primer Concurso de Innovación de la Universidad Empresarial NASE”, donde se repartiron grandes cantidades de premios.
Este evento sintetizó el esfuerzo de cientos de innovaciones realizadas en la empresa por los colaboradores de las sucursales en Baja California, Sonora y Sinaloa, durante el ciclo agrícola pasado. Los tres primeros lugares fueron para:
·       Luis Enrique Vea Ochoa "Adaptación de aguilones para aspersora de kubota", sede: Vizcaino, Baja California.
·       2° Paulino Sánchez Ríos, por "Túnel de follaje", sede Costa de Hermosillo, Sonora.
·       3° Reynaldo Arriaga Mendoza, por "Sistema de Fertilización", sede Melitón, Baja California.

Fotografía 2: Luis Enrique Vea Ochoa, ganador del primer lugar en el concurso de innovaciones.
                                                  
Cabe mencionar que algunos de los ganadores, no concluyeron su educación media superior (demostrando que no se necesita ser un erudito). También se premió: al mejor micronegocio, líder de proceso sustantivo más innovador, líder de proceso de apoyo más innovador, mejor aprendiz de la Universidad Empresarial, colaborador más innovador y general, se reconoció la participación de todos los colaboradores que realizaron alguna innovación. 
Nuestra felicitación al Negocio Agrícola San Enrique, por demostrar con este acto que, la gente es realmente, el activo más importante de una empresa. ¡Enhorabuena!

Así queda de manifiesto que es posible trabajar, y yendo aún más lejos, incentivar en base a la innovación en Sonora. NASE es un claro ejemplo, pero también hay pequeñas y medianas empresas que en el día a día, están impulsando estás prácticas, generando desarrollo para los colaboradores y competitividad en sus procesos. 
No nos engañemos, es un proceso nada sencillo, es cuestión de un avance constante y sobre todo de decisión; decisión por parte de los directivos, al apostarle por invertir en el capital humano y sobre todo decisión de la persona que realizará las innovaciones, pues como sabemos, empezar un proyecto es fácil, lo difícil es terminarlo.  

Hay varios tipos de innovaciones: de producto, de servicio o de modelo de negocio; las hay continuas y discontinuas; pero eso se comentará en otra ocasión…

Iván Basurto Valenzuela 
Coordinador del Centro de Desarrollo Tecnológico
ISEI

Comentarios

Entradas populares de este blog

La organización enfocada al cliente

LAS ESTRUCTURAS ORGANIZACIONALES