CAMBIO RADICAL EN LA EDUCACIÓN: MODELO DE EDUCACIÓN POR EVENTOS

“En 15 o 20 años, las universidades habrán desaparecido de la faz de la tierra, a menos, que cambien radicalmente su modelo de educar por materias, a hacerlo por eventos..." ABA


En el Instituto Empresa Inteligente, desde su fundación (2008) se está promoviendo y apoyando la creación y desarrollo de las Universidades Empresariales dentro de las empresas, en el ánimo de que sean estas últimas, quienes tomen el control total de la formación de sus directivos y colaboradores.

A dichas universidades de corte empresarial, se les plantea que sigan el modelo educativo utilizado en nuestro Instituto, al que hemos denominado: Modelo de Educación basado en Procesos, enfocado al Usuario, centrado en la Persona y con criterio de Resultados.

La parte central de este modelo, se basa en que la formación de los integrantes de la empresa se dé, siguiendo el orden natural de las cosas que deben ocurrir, para que un cliente interno o externo, reciba un producto o servicio.

Lo anterior, significa, en nuestra filosofía, que la formación no debe darse de manera fragmentada (por puestos) sino de forma holística, es decir, por procesos, por eventos.

¿Por qué por procesos y no por puestos?
En la lógica de este planteamiento, los aprendizajes involucran a todos los colaboradores necesarios, para que se genere un producto o servicio que se le entrega a un cliente, y éstos pueden ser: vendedores, cobradores, almacenistas, entregadores, técnicos, facturistas, etc. No importa que tengan distintos puestos, lo que importa es aprender para mejorar el proceso (evento), para que el cliente esté más contento y le vaya mejor a la empresa en todos los sentidos.

Como se puede apreciar, es un enfoque muy distinto a la capacitación tradicional, donde se programan cursos o talleres para: exclusivamente, cajeros; para únicamente, almacenistas; para solamente, vendedores, es decir, esfuerzos de capacitación fragmentados, que no abonan a que el proceso o evento se dé de manera lógica y completa.

En el   esquema formativo tradicional de las empresas, se capacita para el puesto, no para el proceso; se capacita de manera fraccionada, sin importar el resultado final de lo que ocurra, con la suma de los esfuerzos conjuntos de todos los puestos correspondientes a cada área o departamento.

La consecuencia de lo anterior, es que a nadie le importa si quien recibe el producto o servicio que egresa del proceso es bueno o malo; a nadie le importa si ese receptor (cliente) está satisfecho o no con el resultado de la combinación de esfuerzos para sacar adelante, de principio a fin, una solicitud de un cliente interno o externo.

Es por lo anterior, que en el Instituto Empresa Inteligente, siguiendo la filosofía del Sistema Empresa Inteligente, creamos el Modelo de Educación basado en procesos. El cliente de la sociedad basada en el conocimiento, ya no acepta los mediocres resultados de las empresas obsoletas, fragmentadas en todos sus elementos: departamentos, puestos, funciones, etc. El siglo XXI exige a las firmas, trabajar de manera holística; por eventos completos; con criterio de resultados, y es así, como se debe plantear la capacitación en las empresas hoy día.

¿Qué pasa en las universidades públicas y privadas del mundo?
Siendo la universidad un reflejo de la empresa, y ésta, un reflejo de la sociedad, ocurre que para una sociedad piramidal, se requirió una empresa piramidal, y ésta demandó que las universidades egresaran de sus filas, a profesionistas que fueran a llenar los puestos que demandaban sus estructuras estamentadas. 

Pero... el mundo cambió y resultó que las empresas se están moviendo mucho más rápido que las universidades; éstas últimas, han dejado de ser el faro que guiaba a la sociedad, y, quien fuera a decirlo, resulta que son ahora las empresas, quienes están guiando los cambios que requieren hacer a gritos las universidades, si no quieren desaparecer, más pronto de lo que hemos pronosticado en otras colaboraciones.

Un nuevo modelo educativo
Por lo antes expuesto, el Instituto Empresa Inteligente (ISEI) está proponiendo a la comunidad académica de educación superior, en primera instancia,  trasladar de las empresas, su Modelo Educativo Basado en Procesos (Eventos), centrado en la Persona, Enfocado al Usuario y con criterio de Resultados, a las instituciones de educación superior, es decir, pasar de las empresas a las universidades, una nueva forma de educar a los futuros profesionales que están demandando las empresas, que le están entendiendo a la nueva economía basada en el conocimiento.

Flaco favor se hacen las universidades que invitan a analizar y rediseñar planes de estudio a empresarios y directivos de empresas obsoletas, que le siguen apostando a los fierros; que siguen atorados, en la vieja Era Industrial que va de salida. Estas universidades, deben buscar por todos los medios, acercarse a empresas micro, pequeñas o grandes empresas, que estén muy bien asentadas en el siglo XXI; que se encuentren trabajando de acuerdo a las nuevas reglas del juego, de una Economía Basada en el Conocimiento. 

Modelo Educativo por Eventos
Con la explosión del conocimiento y la tecnología, que crece de manera desmesurada en el mundo, cada vez, va siendo más irrelevante estudiar "por materias", es decir, de manera fragmentada.

La lógica de la sociedad del conocimiento no se da de manera lineal ni a trozos; se presenta como un monstruo, que va devorando inexorablemente lo complicado y va simplificando de manera inmisericorde, todo lo que se le pone enfrente.

La revolución del conocimiento, ha acabado con miles de negocios; está descubriendo todos los secretos, que guardaron celosamente las empresas durante siglos para hacer negocios; por lo anterior, no tiene caso seguir preparando a los jóvenes para un mundo lineal, predeterminado y fragmentado que ya no existe.

¿Cómo se plantea El Modelo Educativo por Eventos?
Primero, veremos el caso de la educación superior.
Este modelo se plantea de una manera muy simple: se trata de que se visualicen las necesidades de profesionales en un horizonte de dos o tres décadas; de que se establezcan los 10 eventos más importantes que tendrán que realizar los futuros profesionales para satisfacer esas futuras necesidades; para cada uno de los eventos; se trata de que se definan los valores, actitudes, conocimientos y habilidades que requerirán para salir airosos de esos retos, y en ello se trabaja.

Estos diez eventos gravitarán en torno a 5 ejes sello, que deberá llevar el aprendiz de principio a fin, en su plan de aprendizaje: lógica, cultura mexicana y universal, inglés, trabajo en base a valores y aprendizaje autocatalítico.

Obviamente, el maestro será un recurso más de aprendizaje, y en el mejor de los casos, un guía del VACH (Valores, Actitudes, Conocimientos y Habilidades) que debe desarrollar el aprendiz, quien evidentemente, se convierte en eje de gravedad de este esfuerzo académico.

A nivel empresa, el Sistema Empresa Inteligente ya capacita por procesos, no por puestos; a nivel de universidades abiertas, se trata de que se eduque por eventos, no por materias.

Un ejemplo
Si pensamos en una carrera como: Lic. en Comercio Internacional, se plantearía, ¿qué necesidades presentes y futuras de sus clientes satisfaría el futuro profesional? La respuesta podría ser: desplazar productos y servicios de empresas mexicanas al resto del mundo; ¿cuáles serían los 10 grandes eventos que le darían eje conductor a este profesional para lograr el desideratum propuesto?: uno de ellos podría ser, por ejemplo, cerrar tratos mayores a un millón de dólares.

¿Qué ocuparía entonces el aprendiz, para lograr el cierre de esos tratos?: cumplir la palabra dada, entonces, hay que fortalecerle el valor de la responsabilidad; negociar: en este caso, hay que enseñarle negociación; va a tratar con angloparlantes: debe pues, aprender inglés; va a negociar descuentos: hay que enseñarle cálculo, etc.

Como puede apreciarse, se trata de ubicar un evento concreto, al que se tendrá que enfrentar el futuro profesional y alrededor de dicho evento, se deberán atender las necesidades de aprendizajes para llevarlo a cabo; se trata de hacer un estiramiento de la realidad y realizar una regresión al presente, para que el futuro profesional aprenda lo estrictamente necesario, para cumplir el desideratum de la carrera que va a incursionar.

La idea, es que desde que se inscriba a la carrera, conozca el target de ésta y los eventos con los que tendrá que lidiar; no durante el tiempo que esté como aprendiz, sino ya como profesional.

El esquema de aprendizaje cambia radicalmente, ya que los salones de clase son suplidos por clientes, proveedores y pares reales, que interactúan con el aprendiz de forma presencial, por videoconferencia o de manera asíncrona.

Se presenta un sencillo esquema para visualizar lo anterior:



Por cuestiones de espacio seguiremos abundando en nuestra propuesta, en otra colaboración. ESSS.......
                                                     
                                                  Por: ANÍBAL BASURTO AMPARANO
       *Director del Bufete Empresa Inteligente
        Rector del Instituto Empresa Inteligente
México

Comentarios

  1. Creo que ya es tiempo de cambiar... bueno si no nos queremos quedar atrás...

    ResponderEliminar
  2. Es necesario y urgente aplicar éste sistema en las áreas de la salud también, ya que el trato es con personas que merecen y requieren atención realmente profesional con preparación académica basada en actitudes, habilidades, valores y destrezas con alto sentido ético. Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La organización enfocada al cliente

LAS ESTRUCTURAS ORGANIZACIONALES