EL NUEVO LÍDERAZGO

“Las diferentes escuelas que estudian el fenómeno del liderazgo, se olvidan de algo muy simple en las bizantinas escaramuzas que protagonizan para determinar su perfil: El auténtico líder, es aquél que tiene seguidores...”S.E


Lindorfe está más feo que un dolor de muelas en sábado por la tarde; sin embargo, Diosito fue prodigo en recompensar su gigantesca feez, vía talento pronto y cristalino para defenderse como gato panza arriba, de las difíciles arremetidas de la vida.
                Pero vaya que es listo el tipo, y que mejor prueba de ello, que verlo acudir, al  nuevo viejo parque Madero, a cumplir una cita con Super-empre, en busca de respuestas sobre la duda que se carga sobre el liderazgo.

                Al verse de frente, él y el personaje de la aguacatonada figura,  sufren un ataque de identidad, pues éste último no hace malos quesos, en lo que a la asimetría física se refiere.
                .- Así que tu eres Super-empre.- Sí pues.- Ufff, que consuelo, creí que yo era el más feo de Hermosillo.- Pues no te consueles mucho, pues debajo de mi traje color verde aguacatón con amarillo lloroso, en un descuido te encuentras a un Luis Miguel, o de perdis a un exmenudo.- ¡No´mbre!, con ese ventrudo perfil que te chutas, se adivina una ordinariez de perro café que no puedes con ella, pero en fin, gracias por devolverme la autoestima con este benchmarking consolador, y por haber aceptado platicar conmigo.


                .- Pues sí, ¿para que querías verme?- Pues, como te decía en mi e-mail, estoy muy confundido, pues he acudido a algunos seminarios sobre liderazgo, y la verdad es que todos me han parecido buenos, sin embargo, me doy cuenta que existen puntos de vista totalmente encontrados; y como yo le estoy haciendo la lucha por incrementar esa cualidad, de repente me siento bien sacado de onda sobre el camino que debo seguir, así que héme aquí.

                .- Pues te diré que es muy común que los empresarios como tu, inquietos, responsables y comprometidos con su entorno, se sientan lampareados en el tema del liderazgo, ante el arreciamiento de las diferentes corrientes que se han puesto de moda para tratar el tema.

                Yo creo mi estimado Lindorfe que el liderazgo ha tenido, a través de los siglos, una serie de características permanentes y otras que han evolucionado; con respecto a las primeras, te pediría que en otra ocasión nos aventaramos una reflexión a mayor profundidad, ya que es un tema muy delicado, sin embargo, en lo único que nadie se puede equivocar al hablar de las cualidades intrínsecas de un líder, es que tiene  carisma, fuera de esto, es muy difícil encontrar comunes denominadores en estos raros especimenes sociales. 

                Por lo demás, existen perfiles del líder, prácticamente para todos los gustos.
                Si analizas, por ejemplo, el planteamiento que sobre el líder han hechos los más renombrados estudiosos de este arte, como Warren Bennis, James O´Toole, Stephen Covey, Max DePree, John Gardner, Tom Peters y Laurie Beth Jones, encontrarás los mas encontrados puntos de vista sobre “cómo debe ser un líder”.
               
                Peter Drucker, el gran último gran gurú  ,   Rechaza incluso la posibilidad de encontrar unos pocos rasgos fundamentales. Afirma que el discutir sobre características y rasgos de un líder es una pérdida de tiempo.

Para este pensador, “Personalidad de líder”, “estilo de líder” y “rasgos de líder” no existen, por eso dice:

“Entre los líderes más eficaces que he conocido y con los que he trabajado durante medio siglo, los había que se encerraban en sus despachos y otros que eran ultragregarios. Algunos (aunque no muchos) eran buenos tipos y otros militares severos. Algunos eran rápidos e impulsivos; otros estudiaban y estudiaban y tardaban años en tomar una decisión. Algunos eran efusivos y simpáticos; otros guardaban la distancia. Algunos hablaban sobre sus familias; otros nunca mencionaban nada que no tuviera relación con su trabajo. Algunos líderes eran terriblemente engreídos –y esto nunca afectó sus actuaciones...

Algunos eran excesivamente modestos- y tampoco esto afectó a sus actuaciones como líderes. Algunos eran tan austeros en sus vidas privadas como ermitaños en un desierto; otros eran ostentosos y amantes de los placeres, y alardeaban cada vez que tenían oportunidad de hacerlo. Algunos sabían escuchar, pero entre los más eficaces con lo que trabajé, había también algunos solitarios que solo se escuchaban a sí mismos. El único rasgo de la personalidad que tenían en común todos los líderes eficaces que conocí era carisma”.

.- ¿Quieres decir Super-empre, que no hay características que distinguen al lider?.- Sí las hay mi estimado Lindorfe, sin embargo, es ciertamente muy difícil tener un “patrón” que garantice ciento por ciento las características que “debe” tener un líder.

Es por eso que en esta ocasión, te voy a platicar de algo que te puede ser de mayor utilidad para el problema que te aqueja, y esto es, la evolución que ha tenido el liderazgo en los últimos años, es decir, la evolución que ha presentado este género en los tiempos presentes.

                Susan B. Anthony, El rey David, Mahatma Gandhi, Mary Kay Ash, Max DePr. Stanley Gault, Atila, Thomas Edison, Louis Gertsner,  Jan Carlzon, Michael Eisner,  Bill Gore, Andrew Carnegie, Henry Ford,Andy Grove, Robert Crandall, Robert Galvin, Adolf Hitler, Lee Iacocca, Abraham Lincoln, Anita Roddick, por ejemplo, todos ellos son y fueron líderes, pero si buscas el común denominador en ellos, te llevarás una gran decepción, pues sus características no guardan correlación alguna, desde el punto de vista de su personalidad.

¿Y entonces por qué todos son líderes?.- Por la sencilla razón de que  tienen o tuvieron seguidores.

                Ninguno de ellos mi buen Lindorfe, fue líder hasta que tuvo seguidores. ¿Cuándo supimos de Villa, de Carranza, de Santana, de Nixon o del pollo Medina?: hasta que tuvieron seguidores. Antes pudieron ser buenos padres de familia, zapateros o lo que sea, pero no líderes.

                En esta perspectiva, mi buen lindo, el liderazgo se concibe más como acción que como potencia; más como accidente que como esencia.

                Es necesario empezar a ver el liderazgo desde otra perspectiva mi apreciado Lindorfe; hay que poner énfasis en la relación líder-seguidor en vez de en los rasgos personales de los líderes; sus comportamientos o hábitos.

 Según Warren Blank, bajo la óptica de la relación líder seguidor, se abre un campo completo de análisis, que resulta muy interesante para los estudiosos del comportamiento humano, y particularmente para los arquitectos de los negocios.

He aquí lo que Blank llama las leyes naturales del liderazgo.

Un líder tiene seguidores-aliados de buena voluntad.
El liderazgo es una acción recíproca.
El liderazgo sucede igual que sucede un acontecimiento.
Los líderes hacen uso de su influencia incluso por encima de su autoridad formal.
Los líderes actúan sobrepasando los límites de los procedimientos definidos por sus organizaciones.
El liderazgo implica riesgo e incertidumbre.
No todo el mundo seguirá la iniciativa de un líder
Conocimiento – la capacidad para procesar la información- crea el liderazgo.
El liderazgo es un proceso de autorreferenciar. Los líderes y los seguidores procesan la información según un sistema de referencias subjetivas e internas.

.- Oye Super, esto se está poniendo bueno.- Pues que lástima porque se nos acabó el espacio, así que le seguimos la próxima semana.- Bueno pues que se le va a hacer. ESSS.......



Anibal Basurto Amparano

México
 



Comentarios

Entradas populares de este blog

La organización enfocada al cliente

LAS ESTRUCTURAS ORGANIZACIONALES