LOS GERENTES SE ESTÁN VOLVIENDO CAROS



          "La burocracia ha dejado de ser exclusiva de los gobiernos; hoy hace legión en las empresas..."
 ABA


En mis tertulias con los empresarios con quienes tenemos relación en nuestro Instituto Empresa Inteligente, surge una pregunta recurrente. Oye Aníbal, me dicen, fíjate que algo pasa con mis gerentes: antes eran muy buenos para trabajar, yo estaba muy contento con ellos; hoy, sin embargo, hay algo ahora que no cuadra, pues trabajan hasta más tiempo y más duro, pero no me siento tan contento con ellos… no sé qué pasa. Yo sí sé qué pasa, les respondo: se están volviendo caros.

El principal problema que enfrentan los directivos tradicionales del Siglo XXI es muy simple: se están volviendo Caros, vamos explicando esto.


Todavía, hace 10 o 15 años, en las empresas se podía trabajar como gerente y ser exitoso. ¿Por qué? Porque las organizaciones ocupaban directivos que administraran puestos que servían como “pegamentos” para que el proceso del negocio tuviera lógica.

La lógica de la gerencia.
¿Qué están haciendo mal los gerentes de la gran mayoría de las empresas del mundo?: no están haciendo nada mal, están haciendo cosas que bien o mal hechas ya no tienen sentido.

Hasta hace pocos años las empresas se podían “gerentear” y no pasaba nada; no pasaba nada, porque el mundo era estático, predecible, nada cambiaba dramáticamente.

¿Qué significa “gerentear”?.
Desde nuestro punto de vista, “gerentear” significa que el encargado de una posición directiva es una persona que:

1. Ve su trabajo como un “puesto” que debe cumplir
2. Tiene un horario que cubrir
3. Si a la empresa le va bien o mal, no le importa, mientras no le afecte sus bolsillos
4. No le interesa lo que pasa en otras áreas o departamentos de la empresa
5. La misión y la visión de la compañía lo tienen sin cuidado
6. Ve al cliente como alguien a quien se le “debe” de atender; no existe vocación hacia él
7. Piensa que sus colaboradores le deben servir a él; no al cliente
8. Trabaja enfocado al jefe, no al cliente
9. Administra lo que ya hay; no crea nueva riqueza la empresa
10. Trabaja en base a resultados operativos, no de negocio

¿Y por qué este desfasamiento?

Los gerentes que siguen trabajando de acuerdo a las reglas de la vieja economía industrial, no son culpables de nada; ellos siguen las prácticas que les enseñaron los dueños de los negocios. El problema más bien, está en que esos empresarios que no se han dado cuenta de la importancia de incorporar sus empresas y a sus gerentes a la nueva forma de hacer negocios, de acuerdo a las cadencias de la nueva economía basada en el conocimiento.

El preparar a los gerentes de acuerdo a los principios de la nueva sociedad del conocimiento, es quizá la tarea más importante que deben cumplir los empresarios que deseen sobrevivir y contar con empresas competitivas en este nuevo milenio.

¿Se trata entonces de despedir a los gerentes que siguen trabajando bajo la égida de la Era Industrial?
De ninguna manera: se trata de que éstos aprendan a trabajar con el nuevo enfoque que exige la realidad del agresivo mercado del nuevo milenio; se trata de que los gerentes se conviertan en Directores de Negocio.

¿Quién es un Director de Negocio?
Es una persona que trabaja en base a resultados de negocio presentados de manera periódica a la dirección de la empresa, creando valor económico de manera natural y situado en el pensamiento y en la acción en la nueva economía basada en el conocimiento.

Principales características de un Director de Negocio.
1. Trabaja generando riqueza vía rentabilidad
2.- Trabaja en base a resultados, no en base a horarios
3. Sufre y goza por los resultados buenos y malos de la empresa
4.- Trabaja conjugando los tres verbos críticos del dirigente del siglo XXI: Asesorar, Gestionar y Desarrollar
5. Ve su posición como un compromiso, no como un puesto burocrático
6. Trabaja para el cliente, apoyando a sus colaboradores
7. Su sueldo lo construye él mismo con sus resultados y lo paga con creces

Con todo lo anterior, la única forma de que el directivo de las empresas de nuestros días no se vuelva caro, consiste en que se convierta en un auténtico Director de Negocios, que genere el valor suficiente y de manera continua, de tal forma que su posición en la empresa no solo no sea cuestionado, sino que sea reconocido como un factótum definitivo para la continuidad y competitividad de la organización en la que presta sus servicios. ESSS.......

                                     *Rector del Instituto Empresa Inteligente
                                               *Director del Bufete Empresa Inteligente
                                                    abasurto@empresainteligente.com
                                                                       México

Comentarios

  1. Lo que sucede es que las empresas contratan por Status ,Lic.,Ing, Arq, que en realidad nada o poco conocen de ventas , llegan al Área de ventas ya con un equipo hecho que sabe cual es su función a desarrollar ,lo cual no le implica problemas al Gerente.
    Por lo regular este tipo de Gerentes nunca se preocupan por tomar cursos de actualización en ventas ,ya que hoy en dia es muy cambiante el mercado.
    Siempre es mejor que un vendedor sea Gerente ,ya que este conoce 1.- El Mercado. 2.- Los Clientes.,3.- Su Competencia y realmente sabe el concepto de lo significa una venta para la Empresa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Así es Rodolfo.
    Muchas gracias por tu aportación.
    saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La organización enfocada al cliente

LAS ESTRUCTURAS ORGANIZACIONALES